Logo La República

Lunes, 24 de junio de 2024



NOTA DE TANO


Herediano irrespetó a la prensa deportiva

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Martes 21 mayo, 2024


Héctor Altamirano nada tenía que hacer en la conferencia
Héctor Altamirano nada tenía que hacer en la conferencia


Salvo que haya sido por razones de fuerza mayor, desconocidas para este columnista, la ausencia de Jafet Soto de la conferencia de prensa posterior al partido Herediano y Alajuelense, combinada con la presencia de Héctor Altamirano en dicho evento, significó una falta de respeto para los colegas presentes en el acto y para la opinión pública en general.

Jafet Soto fue el técnico del Herediano en el partido. El señor Altamirano, suspendido por el Tribunal Disciplinario, lo presenció desde un palco, sin ninguna injerencia en el desenvolvimiento táctico del Team, y sin conexión con Jafet en la cancha.

Lea más: 3 declaraciones con las que Jafet Soto alborota las redes sociales tras goleada de Pachuca

Es más, se publicó qué uno de los asistentes técnicos de Soto, fue Jorge Manrique Islas, quien todavía funge con igual rango en el descendido equipo de Grecia, lo que motivará una investigación de parte de la Unafut.

Lamentablemente, los colegas presentes en la conferencia no se dieron a respetar y debieron abandonarla en son de protesta, al enterarse de la ausencia de Jafet y la presencia de Altamirano, repito, salvo que el hecho se diera por razones de fuerza mayor.

¿Cómo se va a realizar una conferencia de prensa de un partido, con un técnico que absolutamente nada tuvo que ver con el juego?

Para este partido, el técnico Altamirano no fue tomado en cuenta absolutamente para nada por la dirigencia del Herediano. ¿Cómo entonces asiste a la conferencia y cómo aceptan mis colegas este irrespeto?

Las preguntas de la prensa a don Héctor, sobre el desarrollo del partido y específicamente el comportamiento técnico, táctico y emotivo del Team en la cancha, no tenían razón de ser y menos que las respondiera, analizara o explicara, un técnico que nada tuvo que ver en el asunto.

Lea más: Jafet Soto da adhesión a un partido político en las elecciones municipales

Quién tenía que estar ahí sentado era Jafet Soto y no Héctor Altamirano.

Lo que sucede es que don Jafet, en el fútbol costarricense hace lo que le da la gana y nadie lo frena.

Cuando tuvo la polémica con Kevin Cabezas y dirigentes manudos reclamaron su comportamiento, dijo:

“Soy la excusa perfecta para los fracasos de ese equipo desde hace 11 años. De los que pierden campeonatos, de los que no saben contratar, de los que hacen todo mal”, manifestó.

¿Se queda callado don Joseph Joseph en la Federación de Fútbol, ante los insultos de su compañero de silla?

Adulado por sus troles y patronos y sin contrapesos, este dirigente tóxico, seguirá manipulando el fútbol costarricense a su gusto y antojo.

gpandolfo@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.