Logo La República

Jueves, 18 de julio de 2024



NACIONALES


País duplica promedio de aporte que hace el sector privado en los países de la OCDE

Elevadas cargas sociales entorpecen salida de Costa Rica del subdesarrollo y frenan una mayor inversión privada

Mayor inversión del sector privado, más atracción de empresas foráneas y más trabajo y cobro de impuestos serían las consecuencias de revisar el sistema actual

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 08 julio, 2024


“Existen múltiples diagnósticos, e incluso recomendaciones específicas de la OCDE, que invitan al país a revisar el tema de costos, incluyendo las cargas sociales”, dijo Carlos Wong, presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas. Cortesía/La República.
“Existen múltiples diagnósticos, e incluso recomendaciones específicas de la OCDE, que invitan al país a revisar el tema de costos, incluyendo las cargas sociales”, dijo Carlos Wong, presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas. Cortesía/La República.


Para que Costa Rica dé un salto firme hacia el desarrollo, es urgente que el país analice el costo de las cargas sociales que hoy pagan las empresas.

Lea más: Empresas deberían pagarle a la CCSS de acuerdo con su tamaño y capacidad económica: Shirley Calvo de Canatur

Y es que, en estos momentos, por cada colaborador, una empresa afincada en Costa Rica debe destinar un 26,6% en cargas sociales, mientras que en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), también conocido como Club de los Países Ricos, el promedio es de tan solo un 12%.

Se trata de un llamado generalizado del sector productivo, que advierte que las pymes son las que más sufren con las altas cargas sociales, lo cual se traduce en informalidad, menos inversión y desempleo, además de un 45% de trabajadores que no cotizan para el seguro de enfermedad, maternidad y pensiones de la CCSS.

Por el contrario, si se bajan las cargas sociales, se proyectaría una mayor inversión del sector privado local y mejores oportunidades de atraer empresas foráneas, lo cual implica más trabajos de toda índole, consumo y, por supuesto, nuevos impuestos para el país.

Paralelamente, se esperaría que los aportes a la seguridad social aumenten.

Lea más: Otto Guevara: Los seguros de la CCSS son una especie de estafa

“Históricamente, en lo que se refiere a costos operativos, Costa Rica ha sido considerado un país costoso, especialmente cuando se compara con los competidores de la región. Como resultado, existen múltiples diagnósticos, e incluso recomendaciones específicas de la OCDE, que invitan al país a revisar el tema de costos, incluyendo las cargas sociales. Sin duda alguna, para continuar atrayendo nuevos flujos de IED, así como promover el crecimiento de las empresas ya establecidas, el tema de costos operativos debe ser atendido”, dijo Carlos Wong, presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas.

De ese 26% que se paga por cada trabajador en cargas sociales, 14,6% corresponde a los seguros de enfermedad y pensiones de la CCSS, mientras que 4,75% se destina a la pensión complementaria.

El resto, que es equivalente a 7,25%, se traslada al Banco Popular, a Fodesaf, al INA y al IMAS, los cuales no tienen nada que ver con los seguros de la CCSS.

“Es indudable que las cargas sociales afectan bastante los costos del recurso humano del país, haciendo que los costos productivos de las empresas nacionales sean superiores en relación con otros competidores de otros países. Todo esto complica que el país salga del subdesarrollo”, dijo Otto Guevara, consultor y exdiputado.

La semana pasada, el gobierno dio a conocer que en el primer trimestre la inversión extranjera directa aumentó en un 42% en relación con el mismo periodo del año pasado.

Esto, sin importar el tipo de cambio del dólar y las cargas sociales, por lo que si el país mejora su clima de negocios, es probable que la inversión, no solo de empresas extranjeras, sino más importante de empresas locales, se dispare considerablemente.

“Se trata de un factor que contribuye a fomentar la informalidad de actividades empresariales y de autoempleo, con lo que se desestimula la creación de empleo formal y se afecta además la competencia y rentabilidad de las empresas del régimen definitivo, en particular de las pymes”, expresó la Cámara de Industrias.


Costa Rica dobla al promedio de la OCDE


Las cargas sociales en Costa Rica son muy altas en comparación con el promedio de la OCDE (cifras en porcentajes)

País Cargas sociales
República Checa 27
Francia 25
Costa Rica 24
España 23
Promedio OCDE 12
México 10
Canadá 10
Estados Unidos 7
Chile 6
Dinamarca 0
Nueva Zelanda 0


Llamado


Varias cámaras empresariales y expertos hacen un llamado para revisar el alto costo de las cargas sociales, con el objetivo de mejorar el clima de negocios, atraer más inversión y generar más empleo.

Shirley Calvo

Directora Ejecutiva
Cámara Nacional de Turismo

Es un hecho que las cargas sociales tienen un peso importante en la competitividad de las empresas del país.

Si bien hay otras causas como los salarios mínimos y los costos de insumos para la producción, el hecho de tener unas de las cargas sociales más altas de Latinoamérica, en las cuales pagamos casi el doble que otros países, en promedio, hace inevitable que la competitividad no se vea afectada por este factor.

Sin duda, al impactar directamente en la competitividad de las empresas, se limita su capacidad de inversión y de empleo.

Ricardo Carvajal

Asesor económico
Cámara de Comercio de Costa Rica

Hemos sido insistentes desde hace años en la necesidad de reducir las cargas sociales. Cuando tenemos responsabilidades tan altas, obviamente para muchas empresas es difícil incluir a sus empleados en la seguridad social.

Bajar las cargas sociales sería una buena forma de promover la formalidad, que sigue siendo muy baja en Costa Rica.

La CCSS es una institución muy importante para el país, por lo que, al reducir estos cargos, debemos tocar aquello que va para Fodesaf, Banco Popular y para el INA, es decir, aquello que no financia la salud y las pensiones.

Cámara

Industrias
Costa Rica

El alto porcentaje que representan las cargas sociales es un factor que definitivamente afecta la capacidad de competir de las empresas costarricenses.

Dichas contribuciones pesan además sobre salarios que son de los más altos de América Latina.

Se trata de un factor que contribuye a fomentar la informalidad de actividades empresariales y de autoempleo, con lo que se desestimula la creación de empleo formal y se afecta además la competencia y rentabilidad de las empresas del régimen definitivo, en particular de las pymes.

Otto Guevara

Consultor
Privado

Es indudable que las cargas sociales afectan bastante los costos del recurso humano del país, haciendo que los costos productivos de las empresas nacionales sean superiores en relación con otros competidores de otros países.

Además, debemos sumar el costo más alto de la electricidad y los problemas de infraestructura que afectan la logística.

Obviamente, al ser menos competitivos, se nos complica más atraer inversión extranjera directa que nos permita generar los puestos de trabajo que se requieren para reducir la pobreza y mejorar los salarios reales de los costarricenses y así salir del subdesarrollo.

Daniel Suchar

Analista Económico
Independiente

Costa Rica tiene una de las cargas sociales más altas de toda la OCDE.

Por ello, cuando alguien quiere venir al país, tiene que pensarlo mucho.

Las cargas sociales equivalen al 26,6% del salario de cada trabajador, cuando el promedio de la OCDE es de 12%. De ese 26%, el 14,6% se destina a la CCSS con el IVM y el seguro de enfermedad y maternidad, y luego hay una serie de asignaciones que no tienen nada que ver con la CCSS, como un aporte al Banco Popular, a las asignaciones familiares, al INA y al IMAS que suman 7,25% de cargas sociales.

Adicionalmente, hay otro aporte de 4,75% para la pensión complementaria.

Carlos Wong

Presidente
Asociación de Empresas de Zonas Francas

Existen múltiples diagnósticos, e incluso recomendaciones específicas de la OCDE, que invitan al país a revisar el tema de costos, incluyendo las cargas sociales.

Sin duda alguna, para continuar atrayendo nuevos flujos de IED, así como promover el crecimiento de las empresas ya establecidas, el tema de costos operativos debe ser atendido.

Hacia adelante, es fundamental que el país refuerce su compromiso con la competitividad y redoble esfuerzos en aras de fortalecer el clima de inversión.


Pymes, las más afectadas


Las empresas del régimen definitivo, y principalmente las pymes, consideran el costo de las cargas sociales como uno de sus principales problemas. (Datos muestran la posición de las cargas sociales como problema, según régimen y tamaño de las empresas, según encuesta de la Cámara de Industrias de junio 2024).

Característica empresa Posición de las cargas sociales como problema
Empresas grandes del régimen definitivo 9
Pymes del Régimen definitivo 2
Zonas francas 8


¿Qué hacer?


Estas son algunas de las recomendaciones de las cámaras empresariales y otros actores, para mitigar el impacto de las cargas sociales en la competitividad.

  • Eliminar o reducir cargas sociales que no van directamente a la seguridad social (Salud e IVM), como el aporte patronal al Banco Popular, IMAS, asignaciones familiares y otros.
  • Ampliar la base de contribuyentes al recortar la informalidad.
  • Permitir arreglos de pago para la cancelación de las deudas con un plazo mayor para la seguridad social y condonar intereses y multas.
  • Reducir los trámites burocráticos que hacen lento los procesos de formalización de las empresas.
  • Crear incentivos para empresas más pequeñas que les permitan formalizarse.
  • Establecer un esquema de cobro diferenciado y escalonado de acuerdo con el tamaño de la empresa y su capacidad económica.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.