Logo La República

Domingo, 21 de julio de 2024



ESPECIAL EXPOVIAJES


La importancia del turismo emisor para Costa Rica

Redacción La República redaccion@larepublica.net | Viernes 20 octubre, 2023


Mauricio Ventura  Exministro de Turismo  Expresidente CANATUR
Archivo-Canva/La República


Por Mauricio Ventura

Exministro de Turismo

Expresidente CANATUR

El desarrollo turístico de las últimas décadas en Costa Rica ha llegado a considerarse desde hace varios años como el motor de desarrollo económico y social del país. Nadie duda hoy en día de la contribución en la inversión así como en la producción de empleo distribuido por todo el territorio nacional y mucho menos de la generación de divisas, posicionándose en los años pre pandemia como el principal sector productivo.

En general, asociamos el turismo con los visitantes extranjeros que vienen año con año a disfrutar de las maravillas que Costa Rica ofrece, y sin duda esos “turistas”, son los que generan con su gasto durante la estadía, lo que el Banco Central de Costa Rica contabiliza como divisas del sector turismo.

Lea más: Esto puede hacer el Gobierno para salvar el turismo en mes de aislamiento

Sin embargo, hay un factor fundamental para que estos visitantes extranjeros puedan venir, en su inmensa mayoría por avión, a nuestro país.

Veamos. Los aviones que transportan los turistas tanto vacacionales como al viajero corporativo, inician su vuelo en los mercados generadores de viajeros, en países como los Estados Unidos (nuestro principal generador de visitantes), España, Alemania, Francia, Holanda, Suiza, Méjico, Perú y así muchos otros. Esos aviones requieren generar pasajeros tanto en esos países como en el país de destino, en este caso, Costa Rica, y aquí es donde entra en la ecuación, el turismo emisor.

Si un vuelo se vende únicamente en el lugar de origen, se considera un “charter” y por lo tanto los costarricenses no podríamos abordarlo en Costa Rica para volar al lugar de origen de dicho vuelo. Para eso existen los llamados “vuelos itinerados” que son aquellos para los que nosotros podemos comprar un boleto y de esa manera volar a otros países.

Esos boletos que se venden en Costa Rica, significan en promedio aproximadamente el 30% de la ocupación de los aviones a través del año, lo que sumado a las ventas realizadas en el lugar de origen del vuelo, hace que las líneas aéreas obtengan una rentabilidad atractiva para su operación e inclusive les interese aumentar frecuencias (más vuelos) o más aún, abrir nuevas rutas a y desde nuevos destinos. De no existir esa cantidad tan importante de costarricenses volando al exterior, aprovechando la gran oferta de líneas aéreas y destinos disponibles, tampoco tendríamos la posibilidad de contar con esa maravillosa conectividad con el mundo con la que actualmente contamos.

Lea más: Costa Rica se posiciona como destino de inversión turística sostenible

Para las líneas aéreas, la rentabilidad de sus operaciones sería mucho menor e inclusive en algunas ocasiones les podría generar hasta pérdidas económicas por lo que retirarían sus aviones y con ello, disminuiría la oferta de asientos de avión disponibles, no solo para los costarricenses sino también para los turistas extranjeros que podrían venir a Costa Rica, con la consecuente disminución en la inversión, el empleo y las divisas generadas por la industria turística costarricense.

He aquí entonces la enorme importancia que para el desarrollo turístico de nuestro país tiene esa interrelación, esa sinergia maravillosa entre el turismo emisor y el futuro turístico de Costa Rica, así que, TICOS A VIAJAR.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.