Logo La República

Jueves, 18 de julio de 2024



NACIONALES


Rodrigo Chaves contaría con el respaldo necesario en el Congreso para impulsar una ley que permita la explotación a cielo abierto

¿Qué debe hacer Costa Rica con la mina de Crucitas que valdría $3 mil millones?

Ambientalistas declaran guerra abierta contra proyecto minero

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Miércoles 10 julio, 2024


“Es importante tomar decisiones a corto plazo. Entre más tiempo se lleve la toma de decisión de iniciar operaciones en Crucitas, seguirá la contaminación ambiental y la problemática social”, dijo Arnoldo Rudín, presidente del Colegio de Geólogos. Cortesía/La República.
“Es importante tomar decisiones a corto plazo. Entre más tiempo se lleve la toma de decisión de iniciar operaciones en Crucitas, seguirá la contaminación ambiental y la problemática social”, dijo Arnoldo Rudín, presidente del Colegio de Geólogos. Cortesía/La República.


Han pasado más de 20 años desde que se habló por primera vez de explotar el oro que existe en la mina de Crucitas. Desde entonces, largos procesos legales y la lucha ambiental en contra del proyecto han frenado intento de extracción legal.

Lea más: Oro de Crucitas valdría casi $3 mil millones, según geólogos

El 26 de junio pasado, se dio a conocer que la empresa Infinito Gold desistió del reclamo que tenía contra Costa Rica por la mina, lo cual, abre la puerta al gobierno de Rodrigo Chaves para tomar posesión completa del lugar y así explotar el oro, valorado entre $2.355 millones y $3 mil millones, según el Colegio de Geólogos.

El desastre ambiental y la extracción ilegal del oro en Crucitas por parte de coligalleros ha llevado a diputados y diversos expertos a pensar que el país no debe pensarlo dos veces para avanzar con este proyecto. No obstante, los ambientalistas advierten de una guerra declarada contra estas intenciones y señalan que usarán todos los recursos legales a su alcance para frenar cualquier intento.

Como el Estado no tiene la capacidad para explotar el bien, necesariamente tendría que impulsarse una alianza público-privada y las ganancias podrían invertirse en educación, salud, infraestructura, seguridad y otras áreas.

Lea más: Rodrigo Chaves ve con tristeza lo que está pasando en Crucitas y defenderá la soberanía con todas las fuerzas de la ley

“Entre más tiempo se lleve la toma de decisión de iniciar operaciones en Crucitas, seguirá la contaminación ambiental y la problemática social. Mientras haya oro en la zona, los mineros ilegales continuarán con su actividad nefasta para el país y el deterioro del ambiente en la zona. La explotación del oro sería sin lugar a dudas el motor que requiere la economía en la zona, y el Estado tendría dinero adicional para hacer inversiones necesarias en escuelas, infraestructura, hospitales, etc.”, dijo Arnoldo Rudín, presidente del Colegio de Geólogos.

La opinión del experto es respaldada por diputadas de oposición como Daniela Rojas del PUSC y Johana Obando del Partido Liberal Progresista, quienes destacan que el daño ambiental ya está hecho y que la riqueza se la están llevando los coligalleros o mineros ilegales. El plan también contaría con el respaldo de legisladores de Nueva República y la bancada oficialista de Progreso Social.

El respaldo legislativo a la iniciativa es vital si se considera que para explotar el oro se necesitaría una reforma legal que debe ser aprobada por los diputados. La ley actual no permite la minería a cielo abierto y, por razones técnicas, el yacimiento Crucitas se aprovecharía al máximo si su minado se hace bajo esta modalidad.

utada del PUSC. Cortesía/La República.

Daniela Rojas, diputada del PUSC. Cortesía/La República.

“Hay muchos que se rasgan las vestiduras por el daño ambiental, y lo que hay que entender es que el daño ya está hecho. Si no hacemos nada, se pierde la oportunidad para captar recursos que son nuestros y que no se están usando para llevar desarrollo a la zona y al país”, dijo Rojas.

En ese sentido, ecologistas consultados por LA REPÚBLICA como Luis Diego Marín de Preserve Planet y Edgardo Araya, abogado ambientalista, destacaron que el país no puede afectar la imagen verde que tiene Costa Rica.

“El país tiene 3 mil millones de razones para no avanzar con este proyecto. Estamos hablando de la protección del agua y la naturaleza, que son a final de cuentas los recursos más importantes y que a futuro, con el cambio climático, cobrarán más importancia”, dijo Araya.

Para los ecologistas, en Crucitas se puede establecer una academia de policías para evitar la extracción ilegal, a la vez que se pueden desarrollar actividades de diversa índole, de la mano de las universidades públicas para revitalizar la zona y generar consciencia.

“La situación que se está dando en este momento hay que detenerla, eso es obvio, sin embargo, nos oponemos a los eventuales planes de explotación. Es mucho más lo que perdemos de lo que ganamos con una explotación de este tipo”, finalizó Marín.


¿Cuál es el valor de Crucitas?


La mina de Crucitas tiene un altísimo valor, de acuerdo con el Colegio de Geólogos de Costa Rica, quien señala que estudios realizados determinaron el valor del oro entre $2.355 millones y $ 3 mil millones, al considerar el valor de la onza de oro actual.

Entre $2.355 millones y $3 mil millones

El valor del oro de Crucitas, según el Colegio de Geólogos



1,0 millones de onzas troy

Es la cantidad de oro actual cuantificado en Crucitas



32%

El contrato con la Mina Infinito Gold le daba a Costa Rica el 32% de las ganancias, al contemplar el 30% de impuesto de renta y un 2% adicional


Crucitas en boca de todos


La mina de Crucitas tiene un gran potencial económico y, por ello, diputados, expertos y otros actores proponen su explotación.

Mientras tanto, grupos ambientalistas señalan que la extracción del recurso tendría un grave impacto en la biodiversidad.

En lo único en que todos los actores están de acuerdo, es en la necesidad de detener la minería ilegal que hoy se realiza.

Edgardo Araya

Abogado Ambientalista
Frente Amplio

El país tiene 3 mil millones de razones para no avanzar con este proyecto. Estamos hablando de la protección del agua y la naturaleza, que son a final de cuentas los recursos más importantes y que a futuro, con el cambio climático, cobrarán más importancia.

Además, recordemos que el país tiene una imagen verde, asociada al turismo.

Otto Guevara

Consultor
Privado

El yacimiento de oro está debidamente localizado y cuantificado, y tiene un gran valor.

Con esos recursos, podríamos mejorar sustancialmente la infraestructura del país e incluso reforzar el sistema de pensiones del IVM, ampliando la base de quienes hoy reciben esa pensión y aumentando el monto que se da.

En el momento en que esté totalmente desestimada la pretensión de Infinito y finiquitada la disputa con la empresa, ya no habría ningún impedimento para explotar ese recurso minero.

Luis Diego Marín

Coordinador Mesoamérica
Preserve Planet

La explotación de oro en Crucitas no solo tiene el potencial de afectar la imagen verde de Costa Rica y con ello, afectar el turismo, sino que también podría generar un alto impacto en el medio ambiente.

La situación que se está dando en este momento hay que detenerla, eso es obvio.

Nosotros proponemos que en esa zona se haga una escuela de policía y que el terreno boscoso sea administrado por una universidad estatal. Algunos políticos quieren aprovechar la polémica para tratar de impulsar la minería.

Johana Obando

Diputada
Liberal Progresista

El caso de Crucitas es un ejemplo de un ambientalismo excesivo que afecta principalmente a los pobladores de San Carlos, y lo peor de todo, es que ese oro se está extrayendo de manera ilegal y no se queda nada en nuestro país.

La mina de Crucitas no solo llevará desarrollo, sino que generará opciones formales de trabajo, a la vez que acabaría con la crisis humanitaria.

Hemos tenido contactos con diversas empresas y ellos nos han asegurado que es posible hacer una explotación sostenible, ocasionando el menor daño posible.

Para ello, necesariamente tendrá que ser por medio de una alianza público-privada.

Daniela Rojas

Diputada
PUSC

Hay muchos que se rasgan las vestiduras por el daño ambiental, y lo que hay que entender es que el daño ya está hecho.

Si no hacemos nada, se pierde la oportunidad para captar recursos que son nuestros y que no se están usando para llevar desarrollo a la zona.

Es necesario realizar un aprovechamiento sostenible, en donde se cumplan con estándares ambientales internacionales, dotar de un marco regulatorio que permita aprovechar los recursos que ya hoy nos están quitando, y llevar soluciones a los habitantes de una zona tan abandonada.

Arnoldo Rudín

Presidente
Colegio de Geólogos de Costa Rica

Es una lástima que Costa Rica no aproveche el oro que está en Crucitas.

Su explotación sería, sin lugar a dudas, el motor que requiere la economía en la zona y el Estado tendría dinero adicional para invertir en educación, salud e infraestructura.

Hace más de 15 años hubo intención de explotar el oro de forma tecnificada y ordenada; sin embargo, al no lograrse, los mineros ilegales empezaron a extraer el mineral y hoy día existe un desastre, tanto ambiental como social.

Mientras haya oro en la zona, la extracción ilegal no se va a detener.


Largo proceso


Debido a la oposición de grupos ambientalistas, problemas legales y trámites burocráticos, la explotación del oro en la mina de Crucitas ha sido imposible.

Con la decisión de la empresa Infinito Gold de dar por finiquitado el reclamo contra Costa Rica, el gobierno de Rodrigo Chaves podría tomar posesión del terreno y explotar el mineral si así lo desea.

Estos son los hitos más importantes en más de 2 décadas:

Junio, 2024. Empresa Infinito Gold desiste de reclamo contra Costa Rica por fallido proyecto en Crucitas.

Abril, 2024. Mineros ilegales, llamados coligalleros, roban el oro de la mina, sin importar ninguna consideración ambiental. El problema acumula varios años.

Octubre, 2021. La empresa solicitó reanudar el proceso de arbitraje contra Costa Rica ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), con el objetivo de anular un fallo que desechó el reclamo de la empresa para exigir una indemnización de $400 millones.

Junio, 2021. El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) falla a favor de Costa Rica y rechaza una indemnización de $400 millones que pretendía la minera Infinito Gold.

Marzo, 2014. La empresa Infinito Gold se queda sin opciones legales en Costa Rica, y por ello, acude a un arbitraje internacional ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI). Se trata de una entidad del Banco Mundial con sede en Washington D. C. La empresa reclama una indemnización de $400 millones.

Junio, 2011. La Corte Suprema de Justicia anula un decreto de conveniencia nacional y de interés público que firmó el presidente Óscar Arias a favor de la minería en Crucitas y, de paso, ratifica el fallo judicial que anuló el contrato para impulsar la minería de oro.

Noviembre, 2010. El Tribunal Contencioso Administrativo anula el contrato del Estado con la mina. El reclamo fue presentado por los grupos ambientalistas Apreflofas y Frente Norte por la Vida (Unovida).

Octubre, 2008. El presidente Óscar Arias y Roberto Dobles, ministro de Ambiente, firmaron un decreto que lo declaró “de interés público” y “conveniencia nacional” la mina de Crucitas.

2002. La empresa Infinito inició operaciones en el país mediante un permiso otorgado en el 2002, durante el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002), para la explotación de oro a cielo abierto en Crucitas, en el distrito de Cutris de San Carlos.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.