Logo La República

Martes, 21 de mayo de 2024



COLUMNISTAS


Emprender requiere sacrificio, pero vale

Carlos Denton cdenton@cidgallup.com | Miércoles 17 abril, 2024


Una de las grandes fallas del pensador Karl Marx es que sus teorías no dan ningún valor al emprendedurismo. Una persona que visualiza en su cabeza un proyecto de empresa, sacrifica tesoro personal y horas de su vida para formarla y comienza a producir no merece ninguna retribución importante. Según Marx, si labora el emprendedor en la empresa que ingenió y fundó puede ser pagado por su tiempo igual como los demás.

Ya se ha visto que los países que han implementado esta teoría no han prosperado – al contrario, la norma es que aumenta la pobreza con el marxismo. Deng Xiaoping entendió y la economía china es una de las más vibrantes del mundo—millones de personas han salido de la pobreza al introducir un mercado libre este líder. Mijail Gorbachov también lo comprendió y Rusia recibió beneficios económicos enormes con las reformas.

Para que un atleta se motiva hay que darle un premio después de ciertas hazañas. Hay que distinguirlo; y allí está la pega con los “socialistas” tropicales que vemos en acción todos los días esbozando la filosofía de la “igualdad” y la necesidad de quitar de los que más tienen para dar a los más necesitados. El emprendedor exitoso normalmente es “premiado” porque tendrá más dinero, mejor casa, buen auto, y podrá viajar al extranjero.

No importa las horas largas, los sacrificios, los tiempos que no pudo estar con la familia. Tampoco se reconoce que el emprendedor aporta a la sociedad, produciendo empleos buenos para otros.

El ataque más novedoso a los empresarios es que dice un grupo que estos son los responsables por el cambio climático. Al estar produciendo mucho más de lo que los habitantes requieren – hacen esta crítica especialmente a lo que es la industria textilera y del comercio de ropa – están usando recursos innecesariamente dicen. Reza el argumento que nadie necesita más de un par de zapatos, unas dos blusas o camisas y ropa interior mínima.

Otro horror para los socialistas es que hay emprendedores que terminan con más poder que cualquier líder político de algún país. Un ejemplo es Elon Musk con su empresa Starlink. No hay duda que Musk puede decidir quien puede ganar la guerra entre Ucrania y Rusia con esa operación. Ninguno de los dos ejércitos puede ver lo que pasa al otro lado de la línea de combate sin Starlink. Putin está “a la orden” si le llama Musk desde su casa en Texas.

Un ejemplo histórico fue el banquero J.P. Morgan que en 1907 hizo un préstamo al “FED” (Ministerio de Hacienda de Estados Unidos) para sacar al país de un hoyo.

En Costa Rica se estima que hay por lo menos 500 mil emprendimientos que operan produciendo desde ropa de hombre hasta servicios de belleza, y de talleres mecánicos hasta sodas familiares. Emplean grandes cantidades de personas – muchoas en su hogar propio. El fin de sus dueños no es llegar a ser ricos, pero sí a vivir con comodidades. ¡Hay que apoyarles!

NOTAS ANTERIORES


Contabilidad, naturaleza del deber

Martes 21 mayo, 2024

En el mes de la contaduría conviene revisar las diversas aplicaciones y fuentes que dan carácter a la obligación de llevar la contabilidad de su negocio.

La intolerancia hiere y mata

Lunes 20 mayo, 2024

Muchas personas en el mundo difieren de otras en sus creencias políticas, religiosas, de género y sectores sociales







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.